Relato corto sobre la Reconquista de Vigo

28 03 2010

   Hace doscientos años  (realmente doscientos uno) España  libraba una guerra para evitar que se consolidara el régimen que Napoleón Bonaparte intentaba imponer a través de su hermano José Bonaparte. En este contexto, las tropas francesas invaden la Villa de Vigo (entrando por el Arenal). Juan de Villavicencio, quien acaba de ser nombrado Gobernador, al ser el militar de mayor  rango, recomienda al alcalde Francisco Javier Vázquez Varela la rendición para evitar una masacre. De esta manera cae la Villa de Vigo en  manos francesas.

Vigo y su Muralla

   Los vigueses sufrirían penalidades y hambre, todo agravado por el hecho de que hablamos de una villa rodeada de murallas que ocupaban, más o menos, una extensión equivalente al actual Casco Vello y a la que se accedía a través de las Puertas de Sol, la Gamboa, la Laxe, el Berbés, la Falperra y la del Placer (topónimos que aún hoy en día existen en callejero vigués).

   Pero nada de esto evitó que las gentes de la villa se organizaran para reconquistarla ayudados por vecinos de otros ayuntamientos de la comarca, del sur de Galicia, e incluso de Portugal. En la madrugada del 27 al 28 de marzo de 1809 se inicia el asalto a la villa desde fuera de las murallas, con la complicidad de vecinos que se hallan dentro. La leyenda cuenta que  un marinero llamado “Carolo, intentó derribar la Puerta de la Gamboa con un hacha pero fue fusilado por las tropas francesas, acto seguido Cachamuiña (el capitán Bernardo González del Valle) recogió su hacha y remató la faena. Finalmente los franceses se rindieron y Pablo Morillo fue quien aceptó la rendición francesa.

  Era la primera vez que Napoleón se veía obligado a abandonar definitivamente una zona después de conquistada. Y desde aquí se organizó la sublevación general que, tras la batalla de Ponte Sampaio, derivaría en la expulsión del ejercito francés de Galicia, sin que haya pasado ni siquiera un año de la invasión, convirtiéndose así en el primer territorio europeo liberado. La hazaña le valdrá a Vigo el título de Ciudad, con el añadido de Leal y Valerosa, concedidos en 1810, mediante Real Decreto del rey Fernando VII.

   Desde ese año en Vigo se celebra cada 28 de Marzo la Reconquista de Vigo. Este año la típica representación  tendrá lugar en el Casco Vello a las 17h aunque el Mercado Tradicional, donde encontraréis todo tipo de artesanos y de puestos de comida-bebida, estará abierto casi todo el día. Recordad que esta madrugada ha cambiado la hora (las 2 pasaron a ser las 3) y, que gracias a la Reconquista, mañana los vigueses no madrugamos porque… ¡es festivo! Espero que os haya gustado el post.

¡Hasta Pronto!

Anuncios